Como esta mesa,

Cordial, amable y sencilla.

Util al pan, al vino y al aceite.

Familiar y buena como un limón.

Que árbol fue y no lo sabe.

Pero sabe

que pasó por las manos del hombre,

con su sudor fue hecha,

y las duras aristas del fierro

a golpe y golpe de voluntad de vida

la forjaron y le dieron calor.

Como esta mesa,

que da de comer y da la compañía

y da amistad a los amigos

y une corazones.

Que está aquí, diminuta laguna

cercada de sonrisas y palabras,

y sustancia los sueños,

y mantiene siempre nuevos los recuerdos,

y me permite mirarte mientras ríes.

Así quisiera ser.

1960

image_pdfBajar PDFimage_printImprimir

Compartir publicación: